Protagonistas - 18 Diciembre 2020
“Mi objetivo es poder competir en el mundial de crossfit”

Carolina Enrique tiene 27 años y entrena cinco horas diarias para cumplir su meta. A su vez, aún sueña con ser actriz. El papel del histórico secretario de Cultura distrital Andrés Díaz en su formación.

 

Nuestro distrito se ha caracterizado históricamente por contar con deportistas destacados en diversas especialidades. Sin embargo el crossfit, un método de entrenamiento basado en ejercicios constantemente variados, con movimientos funcionales ejecutados a alta intensidad, es una actividad que se encuentra en crecimiento pero con escasa difusión. Se trata del entrenamiento por excelencia de bomberos, cuerpos militares y policiales, y su difusión se encuentra en crecimiento.

La intensidad y preparación que propone cautiva a quienes desean superar los límites propios. En esa línea, Carolina Enrique (27) ha encontrado en este tipo de entrenamiento una pasión que se complementa con su otro gran amor: la actuación. Residente en Ezeiza, la joven que estudió en la escuela secundaria N°4 combina su vida entre la actividad deportiva y su tarea como guardavidas, con objetivos ambiciosos por delante.

En la actualidad enrique da clases de crossfit, las cuales complementa con un entrenamiento de alta intensidad que la lleva a estar cinco horas diarias-con excepción de los domingos-poniendo a prueba su cuerpo. Su trayectoria incluye participaciones en competencias disputadas en Misiones y Paraguay, las cuales Enrique recordó en diálogo con Ezeiza Hoy.

“Cada vez que se realiza un evento dentro del país intento estar allí, y esa pasión me llevó a competir en Paraguay, en donde finalicé cuarta en la categoría RX, que es ya una de las más avanzadas que existen. Este año tenía la idea de ir a Rosario en abril pero la pandemia lo impidió”, afirmó.

Consultada sobre lo que el crossfit genera en ella, señaló: “En mi caso me apasiona la incertidumbre de no saber qué es lo que me espera al iniciar cada día. Hay gente que necesita saber que va a hacer, tener un orden, pero en mi caso me levanto sin mirar la planificación, llegar al gimnasio y recién ahí interiorizarme sobre cómo va a ser el entrenamiento”.

A su vez, indicó que disfruta de las “variaciones constantes en los tiempos a cumplir” que la actividad propone, en tanto que destacó que “dentro del crossfit, si bien el objetivo es ganar, se genera una sana competencia”.

Además de sus clases en el Sport Club de Canning, Carolina es guardavidas. Sus ocupaciones laborales la obligan a pergeñar con exactitud sus viajes, pero su objetivo lejos está de ponerse en discusión: “Mi aspiración es llegar a los Crossfit Games, que es el mundial de crossfit que se celebra todos los años, y de ser posible alcanzar el podio en la categoría que me toque estar”.

Para poder decir presente en una competencia de tamaña magnitud, existe una clasificación en la cual el aspirante debe mandar por video una rutina específica que se sube en una aplicación y que luego es evaluada por los jueces correspondientes, quienes se encargan de aprobarlo o no. “Hay otras competiciones en todo el mundo donde solo entran los que obtengan el podio-los primeros tres- en la clasificación: “es un límite muy fino y se requiere un gran nivel”, subrayó Enrique.

Su pasado como actriz y la huella imborrable de Andrés Díaz

Desde muy chica Carolina soñaba con ser actriz, y con esta meta inició su participación en cursos y seminarios de actuación: el primero de ellos fue dictado por Andrés Díaz, histórico secretario de Cultura del distrito recientemente fallecido. Es en ese punto que la voz de Enrique se quiebra, y los recuerdos de su adolescencia afloran.

Yo fui a tomar clases de actuación por primera vez a los 11 años con Andrés, y mi vida cambió rotundamente. A pesar de que al llegar mi adolescencia fui a estudiar a la academia de Lito Cruz y emigré con el fin de poder pegar un salto, él fue mi referente y me abrió el camino para decir ‘quiero ser actriz’”.

A la hora de recordar aspectos de la personalidad de Díaz, afirmó: “El transmitía mucha confianza y seguridad, que es lo que debe tener un actor. Era exigente y decía las cosas como son, pero lo más importante es que yo con él aprendí a abrazar pro no con los brazos, sino con el alma, con una mirada, con un beso. Para muchos de los que crecimos con él fue un padre”.

Las dificultades para progresar en el mundo de la actuación son múltiples. En ese sentido, Enrique señaló: “Cuando uno no viene de una familia de actores o no hace ciertas cosas que no están buenas, o al menos a mí no me parecen correctas, es muy difícil pegar un salto. Es un ambiente chico donde se ponen por encima aspectos superficiales, lo cual es una verdadera lástima”.

Sin embargo, su sueño de ser actriz no está terminado, como tampoco lo está su deseo por poder competir en los Crossfit Games y representar al distrito en una competencia internacional: “Sería algo hermoso, creo que en cualquier deporte llevar la bandera nacional y municipal es algo que debe ser valorado, por lo que lucharé para poder conseguirlo”.

 



NOTICIAS RELACIONADAS
Protagonistas - 4 Diciembre 2020
Johanna Ayala fue convocada a la selección argentina de Taekwondo
Protagonistas - 22 Noviembre 2020
Dolor por el fallecimiento de Andrés Díaz
Protagonistas - 31 Octubre 2020
A ocho años del fallecimiento de Rubén Moreno, ícono del deporte local
Protagonistas - 14 Septiembre 2020
Escritora local logró ingresar en un concurso de letras en España
Protagonistas - 5 Septiembre 2020
El cuento de una joven de 16 años será publicado en una antología en España
Protagonistas - 21 Agosto 2020
Solidaridad y vocación: cómo es ser médico voluntario en una pandemia




Ezeiza Hoy, desde el distrito de Ezeiza para todo el país.