Protagonistas - 30 Octubre 2023
Es ídolo en Libia, trabajó en China y hoy tiene una escuela de fútbol en Suárez: la increíble historia de Darío Lorenzo

 

Fue colectivero, jugó en Tristán Suárez y dirigió en tres continentes. Un mano a mano imperdible con Darío Lorenzo, el formador de fútbol infantil que descubrió a una de las actuales estrellas del fútbol africano y volvió a apostar por el distrito.

 

“Estoy pensando en escribir un libro para contar todas las anécdotas que tengo”, sostiene con una sonrisa Darío Lorenzo, hijo de Rubén, quien fuera Presidente de Tristán Suárez cuando el Lechero obtuvo su ascenso a la Primera C. Lo que puede sonar una frase exagerada lejos está de serlo; la vida de quien hoy tiene una escuela de fútbol a su nombre en la misma localidad en la que se crio bien puede ser calificada como de película.

Lorenzo hizo inferiores y llegó a jugar un puñado de partidos en la primera de Tristán Suárez, siendo su debut con 18 años. Se desempeñaba como puntero izquierdo, en una época en la que jugar en la cuarta división del fútbol argentino no generaba la rentabilidad necesaria para poder sobrevivir. Aquella razón lo hizo optar por trabajar en la emblemática empresa Cresta Roja y también como colectivero.

Sin embargo, en una de aquellas jornadas laborales a Darío lo asaltaron mientras conducía el colectivo, le pegaron e incluso le gatillaron dos veces en el pecho. Aquella situación traumática lo sumió en una fuerte depresión durante más de un año, época en la que tampoco se le permitió jugar al fútbol por los golpes recibidos en su cabeza.

“Yo volví a nacer, pero estaba mal y bajo terapia. Un día la psicóloga me preguntó qué era lo que en verdad quería hacer de mi vida: yo no podía jugar a la pelota, tampoco trabajar porque no me tomaban en ningún lado, y ella me dijo ‘¿por qué no enseñás? Vos tenés carisma, sos capaz y no bajás nunca los brazos. Me abrió el camino de una manera increíble”, relató en diálogo con este medio.

Así, Lorenzo inició su carrera dentro del fútbol infantil como formador. Durante ese proceso participó de la fundación del club barrial “Los Tigres de Santa Ángela” y lo nombró al “Turco” García, ex jugador de la selección nacional, padrino de la institución; se puso al frente de la escuelita de Tamberos Unidos y trabajó en el fútbol infantil de Tristán Suárez hasta el 2000, año en el que le llegó su primera gran oferta laboral en el extranjero.

Un verdadero trotamundos

Darío hizo su experiencia inicial en el exterior en los Estados Unidos, país al que llegó sin conocer nada del idioma y en soledad. Superó aquel obstáculo con perseverancia y llevando su conocimiento a un lugar en el que el fútbol lejos está de ser el deporte más popular.

“Lo primero que hice fue estudiar, tenía en claro que para ser un profesional hay que formarse, así que realicé un curso gratuito en una iglesia. El fútbol allá es muy organizado, como quieren aprender son aplicados; si los citabas a las 14, ellos ya estaban 10 minutos antes en la cancha. Es por esta razón que han crecido más que otros países en los que quizás se practica más fútbol”, contó.

En 2008, recibió una oferta laboral de Libia, aquel país africano que supo tener a Carlos Bilardo como entrenador de su selección nacional. “Yo no tenía idea de dónde quedaba, así que antes de viajar empecé a aprender el idioma en una mezquita de Palermo”, reveló.

Por aquel entonces, Libia se encontraba bajo el régimen de Muamar el Gadafi, quien estuvo en el poder durante 42 años hasta el momento de su ejecución en 2011. “Ahí formaba a pibes de 6 a 13 años, y fui quien elegí en una prueba a Moatasem Al-Musrati, hoy estrella del fútbol libio que juega la champions league con el Sporting Braga de Portugal. Entrenábamos con 50 grados a las 3 de la tarde porque a la noche las canchas estaban ocupadas”, detalló.

Su carisma y el gran trabajo realizado le permitió ganarse el amor de una población que valora el trabajo de quienes forman a los que años más tarde se pondrán la camiseta de la selección. “La gente de Libia es muy amable y apasionada por el fútbol, aman a Maradona y Messi. Lamentablemente al ser un país que tuvo muchos conflictos civiles no pudo conformar una liga estable, pero en las calles los chicos juegan a la pelota como acá”.

En el 2017, a Lorenzo le ofrecieron trabajar en China, país en el que estuvo dos años en otra travesía exótica. “Es una cultura muy diferente a la nuestra y creo que no fui compatible. Considero que hice bien mi trabajo, por algo me renovaron un año, pero no soportaba que les pegaran a los chicos, como pasó con uno que llegó cinco minutos tarde; ellos son muy rígidos y le dan más importancia al entrenamiento físico que a la parte técnica”.

Vuelta a la Argentina y creación de su escuela

En el año 2019 nació la Escuela de Fútbol Darío Lorenzo, que funciona sobre la calle Saavedra al 460 en Tristán Suárez en un espacio que le alquila a la comunidad boliviana que reside en el distrito. Allí se dicta futsal para hombres de 14 años en adelante, y femenino a partir de los 6 años. Es feliz haciendo lo que le gusta en el lugar donde creció. Este año, logró clasificar al combinado de fútbol playa femenino sub 18 -que jamás había entrenado sobre arena- a las finales de los Juegos Bonaerenses.

“Fue un gran logro y un placer integrar esa delegación. El trabajo que lleva adelante Javier Fernández al frente de la Secretaría de Deportes es muy bueno, con una gran atención. Ni hablar de la gestión Granados: somos el municipio modelo de la provincia, al haberme criado acá sé lo que fuimos y sé lo que somos. Lo importante es que siempre hay respuestas cuando uno como vecino hace un reclamo, y tenemos tanto en Alejandro como en Gastón a dos figuras que trabajan incansablemente”, finalizó.



NOTICIAS RELACIONADAS
Protagonistas - 11 Septiembre 2023
El yoga y su importancia para la salud integral: “Me devolvió la paz interior, el equilibrio, y el autoconocimiento”
Protagonistas - 11 Agosto 2023
Dolor por la muerte del “Pela”, un histórico profesor del colegio San Ignacio
Protagonistas - 2 Agosto 2023
Juan “Gallego” Prada: un vecino histórico al servicio de la comunidad que vio “nacer a Ezeiza con sus ojos”
Protagonistas - 14 Julio 2023
MOLBER: la distribuidora que apuesta por el crecimiento del sistema constructivo en la que no existen días aburridos
Protagonistas - 4 Julio 2023
Dolor tras la muerte de Fernando Pais: el último adiós de Dulce Granados, amigos y compañeros del HCDE
Protagonistas - 10 Mayo 2023
Blessing Almacén Natural: una propuesta saludable para cuidar cuerpo y alma
Protagonistas - 8 Mayo 2023
La gesta de Malvinas en primera persona: "Llevamos marcada la guerra"
Protagonistas - 6 Mayo 2023
Esteban Teta: el artífice de la bicicletería activa más antigua del distrito
Protagonistas - 3 Mayo 2023
Sueña con ser suboficial y es primer escolta de la bandera en el IFE: “La instrucción es dura, pero si te gusta te adaptás”
Protagonistas - 25 Abril 2023
De Ezeiza al mundo: creó su propia marca de cosmética natural y desafía a otras mujeres
Protagonistas - 8 Abril 2023
La enfermera de Ezeiza que dejó todo para cumplir su sueño: "El CrossFit te transforma la vida"
Protagonistas - 3 Abril 2023
En primera persona: mano a mano con Laura Arnal, nueva secretaria de Desarrollo para la Comunidad y el Trabajo
Protagonistas - 3 Abril 2023
Vivir con autismo: “Mi hijo me enseña todos los días lo que es la paciencia”
Protagonistas - 19 Marzo 2023
Agustín Obreque: el bailarín folclórico estrella de Carlos Spegazzini
Protagonistas - 18 Marzo 2023
Ángeles Crovetto: la artista encargada de restaurar el busto de Manuel Belgrano en la Plaza Central de Ezeiza
Protagonistas - 4 Marzo 2023
Otro importante hallazgo paleontológico en Ezeiza
Protagonistas - 30 Enero 2023
Ignacio Méndez: el talento de Ezeiza que sueña con vivir del automovilismo




Ezeiza Hoy, desde el distrito de Ezeiza para todo el país.